martes, 26 de febrero de 2013

[Erain] Juegos que dejan huella



Todos tenemos juegos míticos que nos han enamorado y enganchado a una consola, logrando que nos acordemos de ellos mucho tiempo después. Dentro de esta categoría, hay otros juegos que han influido en nuestra manera de pensar y de ver el mundo que nos rodea, llegando a poder cambiar la opinión que tengamos sobre ciertos temas y valores
Los siguientes juegos que veremos son títulos que han logrado ese resultado en mí, informándome sobre ciertos temas e influyendo en mi opinión sobre otros.

Terranigma

Sobre Terranigma solo se pueden decir maravillas. ¿Qué juego ofrece restablecer nuestro planeta a su forma original?
Manejando a Ark, el protagonista de esta aventura, comenzamos nuestro viaje en una aldea del interior de la Tierra, Crysta. Desde ahí debemos hacer resurgir los continentes -que se encuentran sumergidos en el mar- para más tarde subir a la superficie de la Tierra y ayudar a que las plantas, animales y humanos existan de nuevo.
El tema principal de Terranigma podría ser perfectamente la reencarnación. Durante todo el juego se nos habla de ella, y de como varios personajes que han muerto vuelven convertidos en otra forma distinta. El mundo del juego es en sí una reencarnación de nuestro actual planeta, con algunas personas que todavía recuerdan el mundo antiguo y las razones de su destrucción.
Ark es consciente de todo ésto, y como creador y salvador del nuevo mundo, ve evolucionar el planeta desde su renacimiento hasta el final del juego.
El mensaje que nos ofrecen es a la vez también de regeneración, viendo como la Tierra puede volver a resurgir incluso después de morir.
Desgraciadamente no hay hombres topo en el interior de la Tierra.
Además, Terranigma tiene personajes y escenas difíciles de olvidar, como el momento tras ser atrapados por una avalancha, en el que nos encontramos con una cabra y su pareja muerta, o las escenas relacionadas con Elle, una amiga de Ark.
Seguramente el poder de Terranigma para influenciar a alguien está relacionado con nuestra misión de devolver a la Tierra a ser la misma de siempre. Y está claro que visitar nuestro planeta, con las mismas civilizaciones y ver como van evolucionando poco a poco, unido a los temas de los que trata el juego y a sus personajes secundarios hacen que sea difícil jugar a este juego sin que le influya a uno.

Tales of Symphonia

El primer Tales que nos llegó a Europa incluye unas cuantas dosis de temas que hacen reflexionar sobre el mundo y su sociedad. Aunque no es tan profundo ni filosófico como otros juegos, plantea ciertos aspectos sobre los que pensar.

Uno de ellos es la discriminación. El mundo de este Tales nos presenta una sociedad en la que los humanos conviven junto con elfos y semielfos. Los elfos viven normalmente apartados de la sociedad, pero son respetados. Sin embargo, los semielfos -fruto de una relación entre humanos y elfos- son discriminados tanto por los humanos como por los elfos.
Los semielfos ocupan un lugar importante en la trama, ya que en Sylvarant, el mundo donde comienza el juego, los humanos están siendo oprimidos por una parte de éstos, los Desianos, que logran que los humanos los odien todavía más, repercutiendo negativamente en el resto de los miembros de la raza.
Nuestro grupo de héroes luchará contra esta discriminación, intentando que las distintas razas puedan convivir en orden sin violencia. Incluso uno de los personajes del grupo, que muestra al principio cierto desprecio por los semielfos, evoluciona poco a poco, considerándoles al final iguales a los humanos.
Justice and love will always win.
Otro aspecto que toca nuestra fibra sensible es el tema del sacrificio. Tales of Symphonia nos enseña que nadie debe ser sacrificado por ninguna razón, y que cualquier persona tiene derecho a una vida digna, sin que otro pueda decidir que es lo que tiene que hacer. Es uno de los puntos clave del juego, y nuestros héroes lucharán para que nadie en el mundo tenga que ser sacrificado por el bien de la sociedad -o por razones más oscuras como el beneficio personal que alguien pueda lograr con el sacrificio de otra persona-.

Por lo tanto, Tales of Symphonia nos enseña que no debemos discriminar a nadie, y que todas las rencillas que puede haber entre diferentes grupos pueden ser solucionadas. Aparte, nadie debe ser sacrificado por el bien de otra persona, ya que cada ser es único -lástima que luego en Tales of the Abyss se enseñe que los sacrificios son necesarios xD-.

Mother 3

El último título de la saga sabe emocionar como pocos juegos. Nada más empezar ya observamos que a pesar de su aspecto gráfico, el juego no va a ser tan feliz y brillante como su aspecto. 
Ya empieza fuerte con su primer capítulo, “Night of the Funeral” con el cual nos adelanta que no va a ser un juego optimista. Y es que este capítulo es probablemente uno de los momentos más lleno de sentimiento para muchos jugadores.

Obviamente ésto es solo el principio y el juego no se iba a quedar solamente en ese capítulo. A lo largo de éste empiezan a conformarse una serie de críticas hacia el consumismo que ha invadido a la sociedad. Esta crítica se nos muestra a través de nuestra aldea, Tazmily Village, que empieza siendo una utopía donde todo el mundo vive en armonía con la naturaleza y con sus vecinos. Poco a poco, el consumismo se va introduciendo gracias a las “Happy Boxes”, unas extrañas cajas que dotan a su poseedor de numerosos bienes materiales que harán su vida más fácil. Estas cajas empiezan a popularizarse entre los vecinos y logran transformar la apacible aldea en un lugar consumista, dónde los habitantes ya no se conforman con lo que les ofrece la naturaleza y empiezan a desconfiar de sus vecinos.
Tazmily ocupa también otro de los temas de los que trata el juego, el abandono de los pueblos debido a la migración hacia las grandes urbes. Vemos ésto con sus habitantes, que hartos de la vida tranquila que viven en el pueblo, deciden abandonar la aldea a favor de una ciudad mucho más apetecible. Sin embargo, cuándo avanzamos lo suficiente en el juego y llegamos a dicha ciudad, vemos que su calidad de vida no es para nada igual que cuando vivían cómodamente en la aldea. Además, la ciudad se antoja extraña y artificial, sin una pizca de contacto con la naturaleza que tanta importancia tenía en Tazmily.
Humor típico de la saga.
Dejando de lado la importancia de Tazmily, el otro tema central del juego que nos toca la fibra sensible es la familia. Nuestro protagonista, Lucas, vive felizmente con su padre Flint, su madre Hinawa y su hermano Claus. Esta familia y su evolución juegan un papel fundamental en el desarrollo de la historia, dejándonos momentos muy emotivos que logran hacernos recapacitar sobre la importancia que debería tener la familia en nuestras vidas. Aunque no manejemos al resto de la familia durante el juego -la excepción es Flint en el capítulo 1-, están presentes casi siempre con nosotros, y en todos los capítulos tendremos alguna referencia a ellos.
Estos temas consiguen que Mother 3 llegue a la gente perfectamente y que haga reflexionar sobre la importancia que otorgamos a nuestros pueblos o a nuestra propia familia. Me extrañaría mucho si este juego dejara indiferente a alguien tras jugarlo entero.
Las Magypsies en su máximo esplendor.
Podría incluir algún otro juego, pero creo que con éstos tres ya es más que suficiente. Aparte, estoy casi seguro de que los tres títulos que están presentes son dignos merecedores de estar en la lista.
Da la casualidad que todos son RPG, y quizás ésto se deba a que es uno de los géneros más idóneos para transmitir ideas y sentimientos -y que es mi género favorito-.
Y vosotros, ¿tenéis juegos que os hayan influido en vuestra manera de pensar?

5 comentarios:

  1. Una duda: ¿como habéis podido jugar al Mother 3? Es que quiero jugar^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vía emulador, ya que el juego no salió de Japón u_u.
      Hay una traducción al inglés perfecta hecha por unos fans de la saga -yo usé ésta y no tuve ningún problema-:
      http://mother3.fobby.net/ Ahí tienes la página desde dónde te puedes descargar el parche para traducir el juego.
      También hay un parche en español al 100%, pero parece ser que no han fixeado posibles bugs: http://mother3spanish.blogspot.com.es/
      ¡Espero que te sirva la información!

      Eliminar
  2. Con la piel de gallina he leído este artículo, y es que Terranigma y Mother 3 son dos de mis juegos favoritos y realmente lograron transmitir este tipo de emociones que comentas. Me cuesta elegir algún representante más que haya logrado marcarme al igual que estos 2, pero quizá por inesperado, otro que me marcó fue el combate final de Super Metroid, que ahora seguramente no sea gran cosa, pero en su día fue realmente mítico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy difícil superar a Terranigma y Mother 3 -aunque dudé entre Terranigma e Illusion of Time, pero creo que Terranigma tiene un poco más de "chicha" que su precuela-, basicamente porque los dos se centran en conceptos filosóficos para desarrollar su trama.
      Y sobre lo de Super Metroid,a mí me pasó algo parecido a lo tuyo con el final boss de The Revenge of Shinobi para Megadrive, menudo bicho más horrible xD

      Eliminar